Archivos de la categoría ‘VIDEOS CRISTIANOS’


Anuncios


Esta es una pequeña serie que nos enseña de manera ilustrada y clara el gran plan de Dios con el hombre. Aquí les comparto el primer video, pueden dar click en youtube a los siguientes. Bendiciones.


Martín Lutero, el líder de la Reforma Evangélica o Protestante, escribió la letra y la música del famoso himno “Castillo Fuerte es Nuestro Dios”, que se constituyó en el Himno Lema de la Reforma.

Lutero cantando y tocando el laúd junto a su familia.

Lutero era músico desde la cuna. Como niño tenía una voz esplendorosa para cantar. Su entretenimiento favorito era tomar su laúd (instrumento de cuerda) todos los días después de haber comido y apartarse por media hora para tocar y cantar.” Mientras él estaba estudiando en una escuela del Monasterio Franciscano siendo muy joven, muchas veces usó su magnífica voz para cantar frente a las ventanas de los ricos de aquella época con el fin de obtener limosnas y poder dárselas a los pobres. Lutero exclamaba: “A quien no le guste la música, nunca podrá ser mi amigo.”

Él dijo que la música era un “don (regalo de Dios) y una gracia de Dios y esto podía hacer huir a Satanás y hacer que el hombre olvidara todo enojo”. Su deseo era componer himnos para que el mensaje de Dios fuese propagado por medio del canto. El deseaba que todos sus compatriotas tuviesen himnos y leyesen la Biblia en su propia lengua. Al leer la Biblia oirían la voz de Dios y al cantar himnos, ellos hablarían con Dios.

Antes de Martín Lutero, la música era usada solamente por los sacerdotes de las iglesias o coros selectos en latín. Pero el gran Reformador introdujo al mundo la himnología congregacional. El primer himnario evangélico o protestante fue publicado en Wittenberg, Alemania, en 1524. Este libro tenía  tan sólo 8 himnos, 4 de ellos escritos por Martín Lutero.

En poco tiempo la demanda de este libro fue grande. La gente aprendió y cantó los himnos con mucho entusiasmo y Alemania llegó a ser un “mar de cantos”. En esta forma, Martín Lutero vino a ser aceptado y reconocido como el padre de la himnología congregacional.

Es rara la vez que se encuentra un individuo como Lutero que escriba la música y la letra de sus himnos inspirados. De sus 37 himnos, el más conocido es “Castillo Fuerte es Nuestro Dios”. Tiene un mensaje que posee virtud, gracia y eficacia, toda la Iglesia Evangélica o Protestante lo ha cantado desde esa fecha hasta hoy día.

Mientras Lutero vivía, sus enemigos decían que toda Alemania estaba aceptando y aprendiendo sus doctrinas por medio de sus himnos. Acusaban a los himnos de ser los que “destruían más almas que aun los libros o sermones escritos por él”.

Castillo de Wartburgo donde Lutero se inspiró y escribió su famoso himno.

Se cree que fue durante el cautiverio en el castillo de Wartburgo que Lutero se inspiró y escribió este hermoso himno. Sus amigos lo llevaron y le escondieron en la fortaleza de Wartburgo para protegerlo de sus enemigos.

Lutero, seguía con la traducción de Los Salmos y compuso un tomo de sermones y una multitud de otros escritos. Por casi un año exhortaba, enseñaba, reprendía y tronaba desde un escondite en las montañas. Posiblemente encontró en aquel castillo un lugar de seguridad y ayuda, lo que le inspiró a escribir y a reflexionar en la seguridad y ayuda que Dios era para él.

Este himno entrega un mensaje de seguridad en tiempos de prueba por parte del enemigo de nuestras almas y es de gran aliento para aquellos trances difíciles de la vida. Martín Lutero se inspiró en el Salmo 46 para escribir el himno clásico de la Reforma Evangélica o Protestante “Castillo Fuerte es Nuestro Dios”.

Escuche el Himno Lema de la Reforma en tres idiomas diferentes:

Himno “Castillo Fuerte es Nuestro Dios” (español):

Himno “Ein feste Burg ist unser Gott” (alemán):

Himno: “A Mighty Fortress is our God” (inglés):

Tomado del sitio web del Ministerio Radial “Cristo es tu Ruta” de la República de Chile.


No deje de leer las maravillosas páginas del clásico libro “El progreso del peregrino” de John Bunyan, son una excelente descripción de nuestro camino a la Ciudad Celestial. Pueden adquirirlo, o descargarlo en PDF. También encontrarán en youtube el Video de esta historia, en versión animada, antigua o actual. Aquellos que lo han disfrutado saben de que hablo y los que aun no, me darán la razón cuando acepten esta invitación a la lectura y la reflexión. Bendiciones.

Versión en PDF http://www.elcristianismoprimitivo.com/El%20progreso%20del%20peregrino.pdf


Un documental sobre la veracidad de la Biblia y la historia de como ha llegado hasta nosotros. (Son 4 partes, esta es la No. 1)


¿Con cuanta facilidad nos desviamos del camino angosto, transitando por una senda oscura que nos conduce a amar el mundo? A veces nuestro peso se hace más grande, no por el sufrimiento a causa de la justicia y la gran pasión por Cristo, sino por nuestro aferre al pecado y la maldad que nos destruye. Pero gracias damos a Dios por Jesucristo, pues por el poder de Su Espíritu y Palabra, nos señala de nuevo la senda de luz que lleva a la vida, nos hace tener todo por basura y hace real lo que dice el salmista “Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios, Que habitar en las moradas de maldad.” (Salmo 84: 10).

El Progreso del Peregrino de John Bunyan refleja con claridad nuestro descenso a la muerte, el rescate del evangelista, la oportunidad de Dios al conducirnos a la puerta estrecha y la guerra real para permanecer por el camino angosto.

Les dejo con una parte de la versión moderna de la película y les recomiendo la lectura del libro, que aunque fue escrito hace más de 300 años tiene enseñanzas perdurables y reales para ayudarnos a perseverar en la verdad, hasta llegar a la Ciudad Celestial.

Cristiano: Señor, ¿hay todavía esperanza? ¿puedo ahora retroceder y dirigirme a la puerta angosta? Me arrepiento de haber tomado el consejo de ese hombre (saber mundano); ¿podré obtener el perdón de mi pecado?

Evangelista: Tu pecado es muy grande, porque has hecho dos cosas malas. Has abandonado el buen camino, y has andado por veredas prohibidas. Sin embargo, el que está a la puerta te recibirá, porque tiene buena voluntad para con todos. Solamente ten cuidado de no extraviarte de nuevo, no sea que el Señor se enoje y perezcas en el camino.

Entonces cristiano empezó a prepararse para retroceder; y Evangelista, sonriéndose le besó y le despidió, diciendo: “El Señor te guíe”. Con esto cristiano echó a andar a buen paso, sin hablar a nadie. Iba como uno que anda por terreno vedado, sin creerse seguro hasta llegar al camino que había dejado por consejo de Saber mundano.