Archivos de la categoría ‘ARMANDO ALDUCÍN’


Mateo 13:4 “Y mientras sembraba,  parte de la semilla cayó junto al camino;  y vinieron las aves y la comieron”

Los campos de Palestina no tenían cercas, sus límites eran estrechos caminos y el método de siembra al voleo, hacia que algunas semillas cayeran en los caminos. Este terreno estaba pisoteado, prensado, sin cultivar. El pisado continúo de los pies de los viajeros, junto con el clima seco, hacía que el suelo fuera tan compacto como si estuviera pavimentado. Cualquier semilla que el sembrador lanzara no podía penetrar en la tierra y permanecía allí hasta que las aves se la comieran.

Mateo 13:19 “Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende,  viene el malo,  y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.”

El terreno junto al camino muestra el oidor endurecido que no responde. Es alguien a quien el Antiguo Testamento llamaría de “dura cerviz”. Es alguien que está desinteresado, desatento, indiferente, negligente y frecuentemente hostil. No quiere tener nada que ver con el evangelio; al contrario, lo rechaza.

Satanás es representado por las aves, revoloteando por encima del suelo endurecido, ansioso de arrebatar la semilla tan pronto cae en tierra. Lucas 8: 12 muestra el significado de forma indiscutible: “viene el diablo y quita la palabra de sus corazones, para que no crean y sean salvos”.

Un corazón de piedra

Un corazón de piedra

El corazón humano puede resultar tan machacado y endurecido por el tráfico del pecado que llega a ser totalmente insensible al evangelio. Este es el corazón que no conoce el arrepentimiento, no siente tristeza ni culpa por el pecado, y no tiene interés por las cosas de Dios. Se deja pisotear por toda clase de pensamientos malignos, pecados favoritos y actividades impías. No se interesa por obrar mal y es duro e indiferente con los demás.

Este es el corazón del necio descrito en Proverbios. El necio odia el conocimiento y se resiste a la instrucción. Desprecia la sabiduría y dice en su corazón que no hay Dios. No escucha, su mente está cerrada. No quiere que le molesten con una invitación a conocer a Cristo. No significa necesariamente un corazón antirreligioso, pues pueden estar engañados por falsas doctrinas, lo que los mantiene al margen del verdadero evangelio. Son totalmente improductivos y no responden a Dios. Están muy cerca de la verdad, de la buena tierra, reciben puñados de semilla, pero no germina en sus vidas.

Existen muchos corazones así, son llenados de semilla, pero no penetra y Satanás la arrebata. Cada vez que se trata de dar testimonio a una persona así, hay que empezar desde el principio.

Mensajes del Pastor Armando Alducín acerca del ateísmo

 

Anuncios

Han empezado a vislumbrarse de manera más rápida las señales y profecías descritas en la Palabra de Dios. No es desconocido para muchos temas como el calentamiento Global, el Nuevo Orden Mundial, la crisis económica, la implantación de un microchip y la creación de una moneda de uso general para algunos países. Este tipo de asuntos han empezado a introducirse continuamente en los medios de comunicación y en los  temas de conversación diaria. En algunos genera expectativa, en otros incredulidad, indiferencia o temor, pero para los verdaderos discípulos, existen tres mandatos dados por Jesucristo acerca de la actitud correcta para los tiempos finales.

 Marcos 13:28-37

“De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.  Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.  De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.  El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.  Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.  Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. Es como el hombre que yéndose lejos, dejó su casa, y dio autoridad a sus siervos, y a cada uno su obra, y al portero mandó que velase. Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana; para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo.  Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad.”

MIRAD (griego blépo)

Guardar, ver, observar, discernir, percibir, implicando frecuentemente una contemplación especial; prestar atención y en ocasiones se usa como advertencia a guardarse en contra de algo.

Como cristianos debemos tener la mira en lo eterno y espiritual, no en lo carnal, terrenal o efímero que ofrece el mundo; por esta razón debemos guardar con fidelidad la Palabra de Dios,  teniendo discernimiento acerca de las cosas que están sucediendo en la actualidad. Estamos en el mundo, pero no somos del mundo, por esa razón aunque la actitud de nuestro corazón no dependa de las circunstancias externas, si debemos reconocer los tiempos que vivimos, estar informados y alertar a otros con sabiduría.

VELAD (griego agrupnéo)

Estar insomne, mantenerse despierto, vigilar. Este término no expresa solo el hecho de estar en vela, sino la actitud vigilante de aquellos que están dedicados a algo.

No permitamos el adormecimiento o la pereza espiritual. Diariamente debemos estar alertas, viviendo como si fuera el último día de nuestra vida, ya sea por la Venida del Señor, o porque nuestras horas en la tierra pueden terminar en cualquier momento. Habiendo nacido de nuevo, estando llenos del Espíritu Santo (el sello para nuestra redención), permanezcamos en Santidad, apartados del pecado.

ORAD (griego proseújomai)

Actitud de comunión, adoración, súplica.

Mantengamos una vida de dependencia de Dios a través de la oración. Permanecer en comunión con nuestro creador, hará que estemos preparados para vivir todas las circunstancias que tengamos que enfrentar como Hijos de Dios en la espera de la Segunda Venida de Jesucristo. Además, debemos leer y estudiar la Biblia bajo la guía del Espíritu para evitar ser engañados por falsas doctrinas y maestros.

 Apocalipsis 22:20

“El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén;  sí,  ven,  Señor Jesús.” 

Excelente investigación del equipo de www.eshoradesereal.com sobre los últimos acontecimientos que demuestran el fin de los tiempos.

Para conocer más acerca de este tema puede escuchar las conferencias del Dr. en Teología y Pastor de la Iglesia Nueva Vida para el Mundo, Armando Alducin, que explican a la luz de la Palabra los acontecimientos actuales. Da click en los siguientes links: http://www.casadeoracionmexico.com/ o

http://www.malianteocristiano.com/foros/f6/las-100-conferencias-del-apocalipsis-armando-alducin-6564/