ACTIVISMO vs. CRISTIANISMO

Publicado: septiembre 21, 2011 en CRISIS ESPIRITUALES, ENFERMEDADES ESPIRITUALES, VIDA CRISTIANA

Lucas 10: 38-42 “Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada”.

No estamos llamados exclusivamente a hacer cosas en el nombre de Jesús, sino a conocerle y a vivir para Él. La mayoría de nuestros afanes en la vida son producto de tener demasiadas actividades que nos hacen sentir y parecer cristianos, aunque nos encontramos completamente distanciados del Señor. Esta es la trampa de la moralidad y la complacencia en las buenas obras, que impide reconocer la ausencia de una plena y genuina relación con Dios. Ponemos la cabeza en la almohada totalmente exhaustos y respiramos satisfechos por un día agotador, decimos unas enredadas frases en oración, esperando que el Señor comprenda nuestro cansancio y hasta osaríamos decir: “Consumado es”, sin percatarnos que nuestra agenda llena no ha coincidido ni por un instante con los tiempos del Señor y que a lo que nosotros llamamos música, Él le llama ruido sin sentido.

Ser cristiano es seguir a Cristo, permanecer a Su lado, contar con Él todo el tiempo y obedecer al susurro de Su dulce Espíritu. No es presentarle un listado de nuestras metas esperando que Él las respalde, tampoco es desgastarse haciendo lo que Él no nos ha mandado. Solo hallaremos el sentido de despertar cada día y descansar cada noche, cuando vivamos en tal intimidad y comunión con Dios, que podamos hallar deleite en Su presencia continua, mientras andamos por la senda que Él ha trazado para nosotros.

No se trata de hacer muchas cosas, es disfrutar de una íntima relación con el Señor en medio de todo tiempo, actividad y circunstancia, es aprender a hacer lo único que nos es necesario, la buena parte que nunca nos será quitada.

Fuente: Blog Iglesia Cristocéntrica

 

comentarios
  1. Constanza dice:

    gracias por tan bella reflexion….

  2. Patricio dice:

    Estimado Hermano, tengo una discrepancia con Ud. ya que Marta se encontraba realizando labores seculares… no hay que interpretar esto como no servir en la iglesia…. por culpa de este mal entendido,,,, en mi iglesia los jóvenes no vienen…. los adultos faltan cuando quieren….. y la iglesia ( como cuerpo de Cristo…. no avanza ….) Cristo NO dijo lo que UD està interpretando….Marta estaba realizando cosas que no tiene que ver con las cosas del Señor….

  3. Matimar dice:

    Mi hermano Patricio si los jóvenes y adultos de su iglesia no asisten es porque en su interior realmente no hay comunión con Dios ni están viviendo con Cristo como señor de sus vidas, eso es mas preocupante; porque si ellos fueran reales creyentes como fruto de eso hicieran estas cosas (congregarse)… Primero tenemos que SER Cristianos para luego HACER obras que agraden al Señor.

  4. César dice:

    Me gusta la reflexión, y quiero agregarle algo que sea también de edificación;

    El “activismo” tiene dos caras, una la de hacer las cosas sin sentido en Dios y su contraparte hacer las cosas POR Dios, hay que considerar estos aspectos antes de promulgar si alguno es o no es “activista”, primero hay que considerar cual es la intensión y motivación de tal, (lo cual ninguno de nosotros lo puede hacer, solamente Dios) y la segunda es que simplemente no sabemos “por que lo hace” no sabemos, si es por el llamado de Dios, por vanagloria, o por obediencia a su superiores, que pasa con frecuencia, les dan más y mas trabajo hasta que tiran la toalla a falta de consideración de su capacidad; no podemos negar que la “mies es mucha” y los obreros pocos y por tanto a muchos obreros les toca “trabajar duro” en ausencia de apoyo.

    Otros en verdad pueden hacer muchas cosas, pero si Cristo no es el motor que los mueve, rápidamente dejan de hacer aquello pues los cansa, la labor del Reino es cansada, sufrida, entonces los verdaderos siervos se llevan cada golpe cuando “alguno” le dice: “tu lo que eres es un activista” sin saber cuanto ha dejado de hacer y tener para si mismo, por servir en obediencia y entrega al llamado de Dios para su vida; tenemos a Pablo como ejemplo empero sobre él a nuestro Señor Jesucristo, La intensión no la podemos juzgar, por que no la conocemos, lo que podemos hacer es discernir el fruto que da la actividad, por que por el fruto se conoce el árbol. Y dígase de nuevo “discernir”, no juzgar, por que el discernimiento es para provecho y el juicio es para condenación,

    A la vista de la actualidad aún Jesús puede ser tomado como “activista” pues por tres años no cesó de predicar el evangelio, pero Él hacía lo que su Padre le decía y ahí esta la clave, la actividad dirigida por Dios (aún la extenuante) es servicio, mientras el servicio por mi propio parecer es ACTIVISMO.

    Tengamos cuidado también de no confundir “activismo” con “Siervo”, como se puede confundir “silencioso” con “Pasivo”.

    Dios les bendiga y sigamos adelante en el llamado que Dios ha puesto a cada uno de nosotros, ese llamado muy especial, ese llamado muy personal, y ese llamado muy particular, y quizá de mucha actividad que a la final es para el beneficio de TODOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s