MOTIVOS PARA ORAR, Martyn Lloyd Jones

Publicado: mayo 5, 2010 en CONOCIENDO A DIOS, LA ORACIÓN, MARTYN LLOYD JONES, VIDA CRISTIANA

“Las Escrituras otorgan una categoría muy destacada a la oración. Según la Escritura la oración es un elemento importante y esencial de la vida piadosa. Ciertamente, las Escrituras nos enseñan activamente a orar, tanto preceptivamente como por el ejemplo. Se nos exhorta a orar; Nuestro Señor mismo exhortó a las personas a hacerlo. Dijo que los hombres deberían orar siempre y no desmayar. Enseñó a sus discípulos a orar y los instó a no desfallecer.

John Wesley solía decir que tenía una opinión muy pobre de un cristiano que dedicara menos de cuatro horas a la oración al día, y eso no es más que la afirmación típica de los más destacados hombres de Dios en la Iglesia a lo largo de los siglos.

Para el hombre de Dios, la oración es algo natural y casi instintivo; la oración expresa la relación entre el Hijo y el Padre. Ahora bien, creo que ese es un argumento de gran importancia. Muéstrame a alguien que no ore mucho y te diré cuál es su verdadero problema. Es que no conoce a Dios, no conoce a Dios como su Padre; ese es el problema. El problema no es que no sea una persona moral, o una buena persona. Puede que tenga una moralidad muy elevada, hasta puede que sea muy fiel en la obra cristiana en la iglesia, puede que esté dispuesto a hacer todo lo que se le pida, pero si no ora, te digo que la esencia del problema de ese hombre es que no conoce a Dios como su Padre. Porque quienes mejor conocen a Dios son los que más le hablan de todos.

Nada produce más deleite al santo que conocer a Dios como su Padre. Le gusta mantener el contacto y la comunión, reafirmar su corazón ante Dios y en su presencia. El santo se encuentra en este mundo difícil, nos llegan tentaciones desde el exterior y todo el mundo está en contra de nosotros, y el santo es puesto a prueba; en ocasiones casi desespera. No acude pues a Dios de inmediato para pedir esto o aquello (la oración no son sólo peticiones), sino para asegurarse de que todo va bien, que mantiene su relación intacta, para reafirmar su corazón y saber que todo anda bien.”

Fragmento tomado del libro “Vida en el Espíritu” de Martyn Lloyd Jones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s