¿QUÉ ES LA APOSTASÍA?, John MacArthur

Publicado: abril 28, 2009 en APOSTASÍA, CRISTIANISMO EN CRISIS, FALSOS PROFETAS, JOHN MACARTHUR

Se ha hablado bastante que uno de los síntomas del fin es la Apostasía como lo citan las Escrituras. A lo largo de la historia, se han infiltrado lobos rapaces dispuestos a devorar el rebaño, pero claramente dice la Palabra que aún esto es permitido para que sea evidente quien es y quien no es parte del Reino de Dios. Aquellos que el Señor en Su misericordia nos ha llamado para predicar Su Palabra somos agentes y defensores de la Verdad, hombres y mujeres que hemos de permanecer atentos a que no se pervierta el Evangelio, y confiados en el Señor, quien no permitirá que seamos confundidos por las sutiles artimañas del maligno.

A continuación les comparto unos apartes del Libro Verdad en Guerra del Pastor John MacArthur, a quien el Señor ha usado de manera efectiva, en la defensa y protección de la sana doctrina:

LA APOSTASÍA, UNA AMENAZA

“La apostasía es el nombre técnico del serio error destructor del alma que se levanta desde el seno de la iglesia. Esta palabra está muy relacionada con la palabra griega divorcio y habla acerca del abandono, separación, defecto, la negación de la verdad en su conjunto.

¿Puede un cristiano genuino salirse de la fe y convertirse en apóstata? No. La Escritura es bastante clara acerca de eso. Aquellos que sí se separan de la fe, como Judas, simplemente demuestran que nunca tuvieron una verdadera fe desde el comienzo. “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros” (I Juan 2: 19). Jesús habló de la verdadera oveja: “y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre” (Juan 10: 28-29).

Sin embargo, existen montones de personas apóstatas. Desde los tiempos de Judas, ha habido personas que profesan tener fe en Cristo, que se identificaban a sí mismas como discípulos, pero nunca acogieron genuinamente la verdad. Ellas pueden llega a entender la Verdad. Hasta pueden llegar a seguirla con entusiasmo por algún tiempo. Ellas se pueden identificar con una iglesia y por lo tanto convertirse en parte activa e integral de la comunidad cristiana terrenal. A veces se convierten en líderes de alguna iglesia. Pero ellas nunca creen verdaderamente en la Verdad con un corazón íntegro. Como la cizaña entre el trigo, tienen una apariencia de autenticidad por un tiempo, pero son incapaces de producir algún fruto útil (Mateo 13: 24-30).

Por lo tanto, un apóstata es un tránsfuga de la verdad, alguien que ha conocido la verdad, dado muestras de afirmarla, hasta quizá proclamarla en algún momento, pero que al final la rechazó. El típico apóstata, hasta puede pretender creer la verdad, pero en realidad se opone a ella y la quebranta. Es un traidor de la fe y un enemigo secreto en la Guerra por la Verdad. Pero él quiere que todos piensen lo contrario. Dado que todo lo que hacen socava la fe y corrompe la verdad, este tipo de gente plantea un grave peligro a la fe del rebaño, más allá de que en general intentan parecer amigables, piadosos y agradables. Es por eso que Jesús los compara con lobos rapaces vestidos de ovejas (Mateo 7: 15).

El credo del diablo a menudo tiene unos pocos elementos de verdad elegidos cuidadosamente en la mezcla, pero siempre diluidos y minuciosamente mezclados con falsedades, contradicciones, representaciones erróneas, distorsiones y toda clase de perversión imaginable de la realidad. Juntémoslos todos y el resultado, una gran mentira.

Además de la propagación de su fraude, Satanás emplea cada agente que pueda engañar para que sea su cómplice, demonios, incrédulos, y (lo más eficaz) personas que realmente están de algún modo asociadas con la verdad (II Corintios 11: 13-15).

Unos pocos apóstatas son francos y agresivos en su oposición a la verdad, pero son más sutiles que otra cosa. Estos lobos vestidos de ovejas son invariablemente conducidos por el mal y por motivos de engrandecimiento propio, tales como el orgullo, la rebelión, la gula, la lujuria o lo que sea (II Pedro 2: 10-19).

Otros pueden empezar de una buena forma, pero nunca superan su doble ánimo. Son como semillas que brotan en la sombra o en terreno duro. Ellos muestran a menudo señales de vida por un tiempo, pero finalmente, su propia mundanalidad o poca profundidad logra que sea imposible que la Palabra de Dios forme raíces (Mateo 13: 20-22). A pesar de cualquier apariencia de vida espiritual que puedan mostrar, son incapaces de producir verdadero fruto, y eventualmente caen. No dejemos que la apariencia temporal de salud espiritual y vigor de principiante lo haga necio. Cuando una persona de este estilo abandona la fe, se demuestra que él o ella nunca fue regenerado o creyente, aún está muerto en delitos y pecados.

venda-birgiheidrichLa apostasía puede llegar muy lejos y producir efectos desastrosos en la salud espiritual de una congregación entera. Cuando la falsa enseñanza se torna incuestionable, siembra más confusión y arrastra a personas que no son sinceras ni profundas al redil.

Si no nos resistimos vigorosamente a la apostasía, se va a expandir como levadura en los seminarios, denominaciones y otras instituciones cristianas. Así, la falsa enseñanza ataca a la iglesia como un parásito, afectando nuestro testimonio corporativo, inoculando a la gente en contra de la verdad real del evangelio, proliferando a los discípulos falsos y con poco entusiasmo y llenando a la iglesia de personas que son realmente incrédulas. Por esos motivos la apostasía se ha apoderado de denominaciones e iglesias enteras, esto no sólo ahora, sino que ha ocurrido a lo largo de la historia.

Obviamente, la causa de la verdad se lesiona cuando esto ocurre. La gente que acoge la apostasía está destruida por causa de ella. La iglesia se marchita y muere a causa de ésta”.

 

comentarios
  1. betty dice:

    Estoy completamente de acuerdo con lo expuesto por el pastor. Tube la oportunidad de vivir desde adentro, el proceso de apostasía en un ministerio que apriori parecía, una iglesia fiel. Y pude comprobar que no en vano caen en ella. Todo comienza por liderazgos otorgados a personas cuyos corazones nunca fueron cambiados. Orgullo, vanidad, incredulidad, hipocresía, etc, etc,etc,(muy larga lista!) Estos líderes a la vez comienzan a nombrar a otros, inconversos como ellos al ministerio, lea y asómbrese de los motivos por los cuales eran “ungidos”, “porque es hijo/a de un pastor”; “porque es el suegro de un pastor” “porque lo conzco desde hace mucho tiempo” “porque es mi amigo” “porque es un universitario” “porque habla inglés” “porque dá buenos diezmos” “porque habla muy bién” Pero no sé si algo supere esto y doy fé de que verdad, “porque tiene muchos hijos, vive en la iglesia y no tiene recursos para mudarse”
    ¡Aunque ud no lo crea! ¿Cómo no voy a estar de acuerdo con el pastor que escribió la nota?
    Nunca me cansaré de decir, ¡ CUÁN CIERTA ES LA PALABRA DE DIOS! 1Juan 2: 19, es otra maravillosa prueba de ello.

  2. JOSEFA dice:

    estoy de acuerdo ase algun tiempo yo lo vivi fui obeja aunque actualmente estamos pastoreando ami en,lo personal me toco un pastor que le daba los ministerio asus hijos nueras primos y alos hijos de sus amigos
    y no se daba cuenta que avian personas que tenian dones del espiritu y ministeruios dados por el dios altisimo
    y ese tipo de gente solo se encarga de emfriar ala iglesia
    entra luego el espiritu de division y cuando las obejas an partido disen que ay que ayunar por que el corazon les cambie alos que se fueron y no se dan cuenta que es ellos y su matriarcado que estan acabando con la igllesia ya la iglesia pertenese a una familia por lo mismo la palabra dise poner los ojos en el sr,jesus lo cual es el autor y consumador de la fe en nadien mas AMEN

  3. luis p dice:

    muy buena exposicion referente a la apostasia esto nos ayuda a enterder cada dia mas de lo que es el verdadero evangelio y de lo que no debemos permitir nosotros como cristianos

  4. german dice:

    pregunta un apostata pierde la salvacion

  5. Buen día Germán. La Escritura nos enseña que la salvación es segura y no podemos perderla; así que podemos afirmar que aquel que apostata de la fe, nunca recibió tal salvación, sino que se encontraba engañado por su propio corazón. Mateo 7: 21-23, como el Señor enseñó, pudieron haber realizado muchas obras, pero nunca fueron conocidos por Él.

  6. Juan Carlos garcia dice:

    estoy de acuerdo en no ser apostata siguiendo de pie en la fe que profeso

  7. […] continuación les comparto unos apartes del Libro Verdad en Guerra del Pastor John MacArthur, a quien el Señor ha usado de manera efectiva, en la defensa y protección de la sana […]

  8. Milagros dice:

    Mi nombre es milagros y soy evangelista para la gloria de Dios y de un tiempo para aca hasta de dos iglesias me han botado y todo porque creo en mi senor jesucristo en espiritu y verdad, he estado tan agoviada en este tiempo tan perseguida que llegue a pensar que todo habia acabado y me senti sola en el mundo hasta que Dios me dejo ver que todavia habian cristianos verdaderos y son millones los que nos vamos en el rapto ya cansada de sufrir y de la persecucion en mi hay una resignacion y he comenzado a predicar por otros medios la sana doctrina que es lo que los apostatas no quieren que se haga y en este ano el senor me entrego un ministerio evangelistico por el cual me preparo para atraves de las campanas poder predicar la palabra de Dios el senor esta a las puertas y el viene por su iglesia k Dios los continue bendiciendo oren por mi y gracias.

  9. Milagros dice:

    si desean por algun motivo localizarme pueden hacerlo al correo nacelaluz@rocketmail.com

  10. Claudia Veloz dice:

    Entonces de Marcos Witt, Gabel, Castellanos, y todos esos pastores que predican el evangelio de la prosperidad y algunos no tan obvios pero que le dan órdenes a Dios y hacen actos proféticos diciendo que ellos tienen el poder de hacer realidad lo que decretan etc etc… No es que estén confundidos ¿mas bien nunca han sido creyentes?

  11. Migdalia Rivera-Velez dice:

    Estoy leyeindo un libro muy bueno que habla tambien habla de los apostatas. El nombre es “Cuidado Con Los Falaces” autor John MacArthur. Muy informativo. Gracias pastor por dejarse usar en esta ensenanza. Que Dios te bendiga mucho y nos siga revelando las verdades en estos ultimos dias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s