Archivos para marzo, 2009


Pasión por hacer lo que el Señor nos envió a hacer, predicar las buenas nuevas de salvación.

 

Mateo 9:36-38

“Y al ver las multitudes,  tuvo compasión de ellas;  porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.  Entonces dijo a sus discípulos:  A la verdad la mies es mucha,  mas los obreros pocos.  Rogad,  pues,  al Señor de la mies,  que envíe obreros a su mies”.


En la actualidad el significado de pecado se ha deteriorado y para algunos prácticamente ha desaparecido. Pero ¿cómo comprender el verdadero valor de nuestra redención, justificación y santificación, sin saber de que hemos sido librados y perdonados?.

No es posible tener un concepto claro de pecado, si se ve en comparación con nuestros semejantes, pues podríamos considerarnos medianamente buenos. Tampoco es posible reconocer nuestra condición mientras tenemos la mirada fija en las cosas terrenales. Además, existe una mayor dificultad de ver las cosas como Dios las ve, pues de generación en generación, el corazón del hombre se ha hecho insensible a su estado pecaminoso, corriendo el límite de sus niveles de perversión, corrupción y maldad. Cosas que a nuestros antepasados les parecían abominables, actualmente hasta son motivo de burla; el adulterio antes era causa de apedrear a la pareja, pero ahora, es el mejor tema de telenovelas y películas.

preocupacion2La única manera de ver los efectos producidos por el pecado en nuestra vida es ser expuestos a la presencia de Dios. Es cómo intentar ver el resplandor del sol directamente, es imposible sostener la mirada por la debilidad de nuestros ojos; de igual manera, nadie podría estar frente a Dios sin ser fulminado a causa de Su santidad, sólo es posible gracias a Jesucristo. ¿Pero de que fue lo que nos libró nuestro salvador?

PECADO

Pecado (gr. jumartia) es errar el blanco. Toda acción, conducta y pensamiento contrario a Dios y su Palabra. Todos los seres humanos somos pecadores y hemos quebrantado sus mandamientos, algunos por obra, todos ellos en el pensamiento y la imaginación.

EL PECADO ES UNIVERSAL. Romanos 3: 10-12

Ningún ser humano busca a Dios, todos pecamos sin importar edad, raza, nacionalidad, educación, etc. El pecado penetra en el corazón produciendo ceguera espiritual (II Corintios 4: 3-4) y haciendo nuestra voluntad corrupta (podrida) y corrompida, en búsqueda continua del mal (Génesis 6: 5).

EL PECADO ES IRRACIONAL

No hay pecado sabio o inteligente. El pecado es una locura, produce emociones y sensaciones incorrectas que hacen que el ser humano experimente “felicidad” y “placer” al practicar el mal, aunque sea para su autodestrucción o la de los suyos. Algunos pierden su familia por minutos de placer, se contagian de enfermedades, o consumen cosas dañinas mientras dicen que esto les produce paz o alegría, es fácil reírse del mal ajeno o hacer burla con temas vulgares y de doble sentido moral.

EL PECADO ES ENGAÑOSO. Hebreos 3: 13

Cuando alguien está engañado no sabe que es así, de la misma manera, el pecado hace que la persona se sienta satisfecha o se crea sabia mientras que es necia (Romanos 1: 22). Este autoengaño endurece el corazón y corrompe la consciencia, haciendo que se empiece a ver lo bueno como malo y lo malo como bueno. Muchos se creen fuertes frente a algunos pecados, que a la larga terminan después practicando, por no permanecer en relación con Dios, el único que conoce el real estado de nuestro corazón (Jeremías 17: 9-10).

EL PECADO ESCLAVIZA. Juan 8: 34

Un mismo pecado convierte en súbdito a la persona, llevándola a no saciarse con él, o puede transformarse luego de ser abandonado. Por ejemplo, alguien esclavo al alcohol puede dejar de tomar, pero luego caer en orgullo al pensar que por su fuerza de voluntad ha abandonado tal vicio.

EL PECADO CONTAMINA. Mateo 7: 21-23

Ningún pecado es limpio o poco pecaminoso, todo es malo y perverso. El ser humano se ha acostumbrado al pecado con el paso del tiempo y esa contaminación ha crecido. El enemigo busca más que nuestra destrucción y daño físico, conducirnos a una vida de pecado que impida la relación íntima con Dios.

Estos son algunas de las consecuencias del pecado en la vida del ser humano, de las cuales sólo somos libres GRACIAS A NUESTRO SALVADOR JESUCRISTO, quien pagó precio de sangre por todos y hace Hijos de Dios a aquellos que por fe creemos en Su sacrificio.

Les recomiendo descarguen la siguiente conferencia del Evangelista PAUL WASHER:

¿CÓMO PUEDE DIOS PERDONAR EL PECADO?.

http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?SID=421082023314


Un documental de History Channel sobre el Reformador Martín Lutero. 

 

Puede ver el documental completo en: 

http://video.google.es/videosearch?q=documental+martin+lutero&emb=1&aq=f#


Un NO rotundo a las falsas técnicas y estrategias de evangelismo que están llevando multitudes al infierno. No desconozcamos que la conversión es una obra regeneradora del ESPÍRITU SANTO, y la salvación sólo proviene de DIOS, a través de JESUCRISTO, esto no es de hombres. 

Estos son unos apartes de una conferencia del Evangelista Paul Washer.


Muy especial este testimonio, sobretodo por que muchas veces no reconocemos el privilegio que tenemos al contar con la Palabra de Dios es nuestras manos y se menosprecia el leer tan maravillosos escritos que dan vida a nuestro espíritu. Conmovedor por que nos confronta acerca del extremo dolor que experimentamos, porque muchas de nuestras pruebas no son por causa de nuestra fe por Cristo, sino la continua consecuencia de la desobediencia, cosa que no ocurre para otros que realmente son torturados por amor a nuestro Salvador. Impactante por que no podemos continuar indiferentes frente las cosas que viven nuestros hermanos alrededor del mundo. 

“Señor, fortalécenos, ayúdanos a tomar tu cruz

y a estar dispuestos a vivir y a morir por tí”

David Wong. Entrevista por John MacArthur.

Video visto en http://profetasdehoy.blogspot.com/


Qué el nombre de Dios sea santificado ante el mundo por la evidencia del fruto de Su Espíritu en nosotros.


La organización de la Biblia que conocemos actualmente se ha dado de manera temática y no cronológica. En este breve video podemos ver el orden en que realmente fue escrito este maravilloso libro de inspiración divina.