CORAZÓN CRISTIANO

Publicado: febrero 2, 2009 en EVANGELIO VERDADERO, PAUL WASHER, VIDA CRISTIANA

Mateo13:8 “Pero parte cayó en buena tierra,  y dio fruto,  cuál a ciento,  cuál a sesenta,  y cuál a treinta por uno”.

Esta tierra es blanda, a diferencia del duro suelo del camino; es profunda, a diferencia del suelo superficial del pedregal; está limpia, a diferencia del terreno infestado de espinos. Aquí las semillas se abren a la vida y dan una hermosa cosecha.

Mateo 13:23 “Mas el que fue sembrado en buena tierra,  éste es el que oye y entiende la palabra,  y da fruto;  y produce a ciento,  a sesenta,  y a treinta por uno”.

Este terreno bueno representa al verdadero creyente. Los otros terrenos son creyentes ficticios o que rechazan el evangelio totalmente. Pera esta última tierra es una promesa a los discípulos desanimados en sembrar la semilla: siempre hay un buen terreno en el campo. Aunque haya respuestas negativas en algunos, hay un campo que ya está preparado para recibir la semilla y dar fruto abundante.

corazon-de-piedra-y-nueva-vidaObtener fruto es el propósito de la agricultura y también la prueba final de la salvación. Se producirán frutos, no hojas, como señal de la salvación auténtica.

Muchos interpretan incorrectamente esta parábola al decir que los otros terrenos representan creyentes verdaderos pero improductivos, lo cual es un error. La prueba de la salvación no es oír la Palabra o responder rápida y emocionalmente a la misma; ni siquiera cultivar la palabra para que se convierta en algo vivo. La prueba de la salvación es el fruto, porque cómo dijo Cristo: “Por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7: 16).

Además, no toda la buena tierra es igual de productiva. Alguna produce ciento, otra sesenta y otra siento por uno. No todos los cristianos dan fruto como deberían o podrían. Pero todos son fructíferos en cierto grado. Los cristianos son desobedientes a veces y desde luego, todavía pecan. Pero, finalmente, los creyentes se identifican por sus frutos.

Como sembradores somos llamados a esparcir la semilla del evangelio no adulterado, aunque algo caiga en terreno sin cultivar. Siempre habrá terreno junto al camino, terreno superficial y terreno espinoso, pero también habrá buena tierra que dará cosechas. Esa tierra preparada sólo necesita que se siembre en ella semilla adecuada.

Cómo son los cristianos verdaderos

Fragmento de una conferencia del Evangelista Paul Washer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s