“SI NUESTRO EVANGELIO FUERA RECIBIDO EN PAZ, NO SERÍA EL VERDADERO EVANGELIO”

Publicado: diciembre 17, 2008 en CRISTIANISMO EN CRISIS, FALSOS PROFETAS, MARCOS WITT, VIDA CRISTIANA

¿Qué es un discípulo de Cristo? ¿Cómo se manifiesta y reacciona frente al mundo? ¿Qué cabida tiene el mundo en él?

No todos los que por fuera se identifican como pueblo de Dios lo son por dentro, no todos los que se dicen discípulos lo son, no todos los predicadores y cantantes que se rotulan espirituales, son cristianos; no todos los que asisten a las congregaciones hacen parte de la Iglesia (cuerpo de Cristo).

Las  congregaciones son una red que recoge toda clase de personas, pero un día Dios separará su iglesia, los verdaderos creyentes de los falsos, cuyas características de seguidores de Cristo se encuentran en las Escrituras, y frente a ello no abra discusión.

Convertirse es estar harto del pecado, anhelar profundamente el perdón y el rescate del mal presente y del infierno futuro, y afirmar su consagración al señorío de Cristo hasta el punto de estar dispuesto a dejar todo. No se trata simplemente de alzar la mano y pasar al frente diciendo “acepto a Jesús”. No es inscribirse para un mundo perfecto, color de rosa, en el que Jesús da todo lo que a uno se le antoja. Es duro, sacrificado y sobrepasa a todo lo demás.

La manifestación de la verdadera fe es un compromiso de vida y muerte.

Por favor, antes de proclamarse cristiano, permita que Dios examine su corazón, y tenga presente, que si en usted aún hay algo más importante que Cristo, no le ha conocido. Ni su trabajo, posición, ministerio, familia, sueños, ni si quiera su propia vida puede estar por encima, JESÚS DEBE SER SU VERDADERA VIDA.

“El que halla su vida,  la perderá;  y el que pierde su vida por causa de mí,  la hallará”.

Mateo 10:39

 Algunas características de un genuino discípulo son:

1. TIENE EL CARÁCTER DE CRISTO

Un discípulo es como su maestro, por eso se llamó a los creyentes: “cristianos”, eran pequeños “cristos” que manifestaban sus virtudes. Jesús vive en nosotros, por eso somos como Él, así como el Apóstol Pablo expresó: “ya no vivo yo, más vive Cristo en mí” (Gálatas 2:20). Aunque tenemos lapsos debido a nuestra humanidad, pero así y todo habrá evidencia de la semejanza a Cristo en la vida del verdadero creyente.

2. ES TRATADO COMO FUE TRATADO CRISTO

“Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿cuánto más a los de su casa?”

Mateo 10:25

Cuando nos movemos en el mundo con un carácter semejante al de Cristo, el mundo reacciona hacia nosotros de la misma manera que reaccionaron con El, con rechazo.

Es verdad que hay paz en el corazón del que cree, pero en lo que toca al mundo, sólo hay división. Si Cristo no hubiera venido, la tierra hubiera continuado en unidad, condenada al infierno. Pero cuando Él vino, estalló la guerra.

3. NO TEME AL MUNDO

Cuando el mundo es hostil, persigue, se burla, se pone en su contra, lo deja a un lado, o lo descarta, el verdadero discípulo no tiene miedo, porque ha entregado completa y totalmente su vida al señorío de Cristo, confiado a su cuidado pase lo que pase. Sabe cual es su ciudadanía y que nada pasará en su vida, sino es la voluntad de Dios. 

4. ES FIEL A SU SEÑOR

Cuando aumenta la presión y el mundo ataca, el verdadero cristiano confiesa abiertamente a Cristo. No se acobarda, no niega su fe, no se retracta, se sostiene firme y proclama a su maestro, sean cuales sean las circunstancias. Tampoco opta por la opción de agradar a los hombres, para camuflarse entre los no espirituales, y así evitar la confrontación por sus principios diferentes al mundo. Incluso enfrentará la ejecución antes de negar a su Señor en Palabra o acción.

Para dar cierre a este post, le invito a leer artículos anteriores publicados en este blog, que le enseñaran otros principios de vida de un verdadero creyente. Además, comparto este breve segmento de una de la predicaciones de Marcos Witt, que me hace preguntarme, ¿es realmente cristiano? Ya hay bastantes videos por la red que dejan entrever el estado real de su vida espiritual, pues pese a proclamarse reiterativamente como seguidor de Cristo y adorador, de la abundancia del corazón habla la boca (Lucas 6:45).

Con esta conferencia me cuestiono lo siguiente:

¿Brillamos los cristianos en medio de tinieblas, cuando nos deleitamos con aquellos que practican el pecado?

¿Si Witt se considera pastor al que se puede tener acceso, interesado en saber que piensan de él, estuvo mal el e-mail enviado por el pastor, en el que era confrontado con la realidad de lo que significa dar testimonio cristiano?

¿Se rescata un alma del infierno cuando uno esta sentado a su lado sonriendo o mientras hace la fila para dar autógrafos?

¿Una persona se hace cristiana cuando oramos por ella (por lo general, para que la “varita mágica” de Dios conceda sus peticiones egoístas, perdón digo, personales) y aún así continua en su vida de pecado?

Muchos en la congregación donde Witt predicaba asintieron a la afirmación de tener discografía de la banda mexicana el Recodo y el confirmó la “conversión” de uno de los integrantes; ¿puede un cristiano cantar a todo pulmón letras como: “acábame de matar, pa’ que me dejas herido, si tu ya no vuelves más, me voy a quedar herido, por eso mejor te pido, que me acabes de matar” o “ vámonos a andar el mundo, antes que el mundo se acabe, el que muere andando el mundo hasta la muerte le sabe, cuando mi madre me tuvo debajo de un hisachito, cuando la partera vino, yo ya andaba borrachito”, y el fin de semana, con la misma boca, glorificar a Dios?

“Si nuestro evangelio fuera recibido en paz, no seria el verdadero evangelio”

MARTIN LUTERO

Anuncios
comentarios
  1. Lo único que se pude ver brillar es su placer y regocijo de compartir con personas IMPORTANTES Y RECONOCIDAS, que buena humildad y mansedumbre que se manda este “pastorcito”.

    Y definitivamente el mundo debe odiarnos por la declaración concreta y certera de que no somos sino pecadores necesitando la misericordia de Dios. Dios no comparte su Gloria con nadie.

    Interesante como describe los movimientos de mujeres llenas de sensualidad y lujuria. Vaya que le gusto el espectaculo de las “Hermanas”, Shakira y Thalia.

  2. Marlene Libre dice:

    El hermano Marcos Witt hace tiempo que está lejos del camino angosto, y justifica su amistad con el mundo diciendo que eso es “brillar” o resplandecer la gloria de Dios. Hace como 3 años que le escuché “predicar” en la iglesia a la que asistía y me comencé a sentir incómoda, pues sentía en mi espíritu que algo ya no andaba bien con este señor por la cantidad de cosas que salían de su boca que no eran de un hombre espiritual. Ahora también resulta que es un ecuménico, predica la union de las iglesias y que debemos aceptar la “diversidad” de las iglesias, clamando por la unidad.Y desdeña a quienes juzgan y denuncian a quienes están extraviandose, y se burla groseramente de quienes se atreven a señalar que congregación está desviada. Ahora miren la vanagloria de la vida que desborda en él: “Tuve el privilegio de orar por personas MUUUY reconocidas en el mundo”…¡Vaya gloria del hombre! Pero si ahora con el evangelismo fácil, todo el mundo se “convierte”, y se pone la etiqueta de “cristiano” con la facilidad con que te pones una ropa de marca que te acabas de conseguir en una tienda. Y lo peor es que hay iglesias que se hacen publicidad o propaganda de personas famosas en el mundo que ya congregan con ellos. Marcos Witt en mi concepto es un falso pastor, por todo lo que se ve y se escucha de él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s